Revista Semana Santa 2002
Hermandad de
Jesús Divino Obrero
www.hdjdo.lesein.es

Fotos:
Archivo

Diseño e Impresión
PRINTED 2000
Sdac. Coop.


Saluda
Queremos ver a Jesús
Programa de Actos. Semana Santa 2002
Procesión de Hermandad
Junta General Ordinaria
Procesión de Hermandad
Junta General Ordinaria
Nuestra Soledad
Soledad - Resurrección
Memorias del Viernes Santo
Itinerarios
Historia
1º de Mayo: Fiesta de Hermandad
Junta Directiva-Braceros ¿La culpa de quién?: Busquemos soluciones
Poema Anónimo del Siglo XV-XVI
Noticias
Agradecimientos
Junta Directiva
Cuadro de Honor

 

 

Saluda

      En estos momentos en los que me dirijo a vosotros por ultima vez como Abad-Presidente, no puedo comenzar esta carta de otra manera: Gracias.

      Gracias a todos vosotros, a todas las hermanas y hermanos de Jesús Divino Obrero.

      Gracias a todos los directivos que me han acompañado en las Juntas Directivas que he tenido el honor de presidir.

      Gracias a los Abades que antes que yo, guiaron esta Hermandad y que siempre me brindaron su apoyo.

      Gracias a todas aquellas personas anónimas que en un momento u otro han colaborado conmigo y en definitiva con la Hermandad.

      Gracias en definitiva, a todos vosotros, que ahora leéis esta carta.

      Antes de que el próximo uno de mayo cese en mi puesto y un nuevo Abad-Presidente dirija la Hermandad de Jesús Divino Obrero, deseo pediros un último favor, deseo que esta Semana Santa del año 2002 las procesiones y actos que la Hermandad ha organizado tengan el mayor esplendor posible. Es mi deseo que participéis más que nunca en los desfiles, y seamos capaces de mostrar a todos los leoneses lo grande que es la Hermandad de Jesús Divino Obrero, y que el blanco y morado inunde las calles de León. El año pasado solicitaba: religiosidad, compostura y humildad, y ese es el camino que otros antes que nosotros han marcado y otros después marcarán, en estos momentos nos toca a nosotros cumplir con esos preceptos.

      No quiero terminar sin pediros otro favor, al próximo Abad-Presidente y la Junta Directiva que gobierne la Hermandad, prestarles toda vuestra ayuda y apoyo al igual que lo habéis hecho conmigo.

      También deseo pedir perdón por los errores cometidos y por todo aquello que pudiera haber molestado a algún hermano, nunca mis errores fueron intencionados.

      Sin más, con el corazón encogido por la emoción que siento, desearos una feliz Semana Santa 2002 y una vida llena de salud y felicidad.

      Recibid un fuerte abrazo de este vuestro hermano en Jesús Divino Obrero.

Vicente Hernández Rubio


 

Queremos ver a Jesús

(Jn. 12, 21)

      Con ilusión, no menguada por los años, estáis preparando los desfiles procesionales. Pendientes hasta de los mínimos detalles, para que todo salga bien: sincronizar el paso, combinar los braceros para que el peso vaya repartido, la banda, los guiones...

      El sacrificio que os imponéis, ciertamente es grande; no se reduce a los dos o tres desfiles. Meses de ensayo de la banda; preocupación permanente de la Junta Mayor, contactar con visitas o correspondencia con todos los hermanos...

      No se trata de cumplir escrupulosamente los Estatutos. En el centro de todo ello, y dando vida al conjunto de cada uno de sus artículos, está vuestro espíritu.

      Mi cometido es avivar, encauzar y alentar ese espíritu.

      El texto de San Juan, que encabeza estas líneas bien, puede iluminar y reforzar el espíritu que debe animar a la Hermandad en las manifestaciones religiosas de la Semana Santa.

      Corría de boca en boca que Jesús "llamó a Lázaro, resucitándolo, cuando estaba en el sepulcro".

      "Muchos creyeron en Él" (Jn. 11, 45)" Eran los que movidos por solidaridad con las hermanas del difunto, las consolaban. Habían sido testigos directos de los que había hecho Jesús y a todos "contaban lo que ellos habían visto" (Jn. 12, 17).

      Otros, en cambio, alertaron a los fariseos, poniéndoles
en guardia, de lo que "había hecho Jesús" (Jn. 11, 46). Aquel hombre podía ser peligroso.

      Otros, no presenciaron el hecho, pero, vieron a Lázaro resucitado (Jn. 12, 9); y motivó la adhesión a Jesús. También estos lo contaban a todos.

      Que impactó la resurrección de Lázaro, lo deducimos de las palabras de los fariseos: "No adelantamos nada, todo el mundo se va tras Él" (Jn. 12, 19).

       También un grupo de griegos, paganos, que circunstancialmente se encontraban en Jerusalén se sintieron implicados. Con curiosidad de turistas extrañados, dirigen a Felipe una sugestiva petición: "Queremos ver a Jesús" (Jn. 12, 21).

       El texto nos habla de entusiasmos, pero, también de resistencia y hasta oposición ante lo que para muchos era evidente. Manifiesta las genuinas inquietudes que subyacen en el interior de cada hombre, la búsqueda de lo transcendente, respuesta a las preguntas profundas sobre el sentido de la existencia. Así lo expresa Juan Pablo II: "Como aquellos peregrinos de hace dos mil años, los hombres de nuestro tiempo, quizá no siempre conscientemente, piden a los creyentes de hoy no sólo hablar de Cristo, sino en cierto modo hacérselo ver. (T.M.A.).

       Hacer ver a Cristo. He aquí la tarea y el reto de todo cristiano, de la Hermandad y de la Iglesia en cuanto tal institución.

       El destinatario de esta protección de Cristo, es el hombre concreto de cada lugar y de cada momento de la historia.

       Nuestra Diócesis de León lo ha recogido en el Programa Pastoral para el presente curso: "hacer presente a Jesucristo en nuestra cultura y en nuestra tierra", apostando por "una pastoral evangelizadora con dinamismo misionero" y, con el "a tiempo y a destiempo" paulino, aprovechar "las múltiples oportunidades y ocasiones", entre las que cita expresamente "la religiosidad popular".

       Vosotros, miembros de la Hermandad de Jesús Divino Obrero, al actualizar cada año la pasión de Cristo por nuestras calles, estáis dando respuesta, a la pregunta que, desde la fe, la curiosidad, el interés o la crítica, nos seguimos haciendo: ¡Queremos ver a Jesús!.

       Honroso cometido: ser instrumentos para que descubran, por los pasos que portáis, el verdadero rostro de Cristo, auténtico rostro amoroso del Padre.

Carlos Santos Vega

 

 

Programa de Actos de la Hermandad
Semana Santa de 2002

Día 17 de Abril, DOMINGO

CUMPLIMIENTO PASCUAL

A las 11 de la mañana en la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero.

JUNTA GENERAL ORDINARIA

A continuación, en el Salón de Actos del Colegio de la Filial (C/. San Juan).

 

Día 21 de Marzo, JUEVES

SOLEMNE TRIDUO

A las 19,30 horas se celebrará en la Iglesia Parroquia¡ de Jesús Divino Obrero un Solemne Triduo en Honor de la Virgen de la Soledad y de Nuestro Padre Jesús Nazareno y a continuación Santa Misa.

 

Día 22 de Marzo, VIERNES DE DOLORES

SOLEMNE TRIDUO

A las 19,30 horas se continuará celebrando el Solemne Triduo en la Iglesia Parroquia de Jesús Divino Obrero.
A las 23 horas se celebrará una Vigilia en la cual se rezará un Viacrucis.

 

Día 23 de Marzo, SABADO

SOLEMNE TRIDUO

A las 17 horas se continuará celebrando el Solemne Triduo.

PROCESIÓN DE HERMANDAD

Sale a las 18 horas de la Iglesia Parroquia de Jesús Divino Obrero.
Deberán acudir a la misma todos los hermanos/as tanto los que tienen túnica como los que carecen de ella y deberán estar frente a nuestra parroquia a las 17,30 horas

 

Día 28 de Marzo, JUEVES SANTO

PROCESIÓN DE LA SAGRADA CENA

Saldrá a las 20 horas de la S.I. Catedral, organizada por la Hermandad de Santa Marta y a la que acompañaremos todos los hermanos/as en su recorrido con la túnica en perfecto estado.

 

Día 29 de Marzo, VIERNES SANTO

PROCESIÓN DE LAS SIETE PALABRAS

De la Iglesia de San Marcelo, saldrá a las 17,30 horas y a la misma acudirán todos los hermanos/as con túnica.

 

Día 30 de Marzo, SÁBADO SANTO

PROCESIÓN DE LA SOLEDAD

Organizada por nuestra Hermandad, sale de la Iglesia de Jesús Divino Obrero a las 19 horas.
Deberán acudir a la misma todos los hermanos/as tanto los que tienen túnica como los que carecen de ella y deberán estar frente a la Iglesia a las 18,30 horas.

 

Día 31 de Marzo, DOMINGO DE PASCUA

PROCESIÓN DEL ENCUENTRO

Saldrá de la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero a las 9 de la mañana en la forma acostumbrada.
Recorrido de La Soledad y recorrido de El Resucitado.
El encuentro se realizará en la Plaza de la Catedral a las 10,15 horas.
A continuación se celebrará en la S.I. Catedral la Misa de Pontifical y a la cual obligatoriamente deben acudir todos los hermanos braceros, banda y hermanos de filas.

 

Día 7 de Abril, DOMINGO

MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS

A las 13 horas, en el Santuario de la Virgen del Camino.

Programa Oficial. Ayuntamiento de León Semana Santa

 

 

 

Procesión de Hermandad

(Jn. 12, 21)

      Este año la tradicional Procesión de Hermandad se celebrará el próximo día 23 de marzo, Dios mediante.

      Desde este año 2002, y después de haberse celebrado dos ciclos de Procesiones junto con la Hermandad de Jesús de Nazaret de Valencia de Don Juan y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de La Bañeza, comienza una Nueva Etapa.

      Este año la Procesión de Hermandad se celebrará junto con la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

      Cabe destacar la voluntad que existe de engrandecer esta Procesión por parte de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y de sus hermanos, que han mostrado todo su apoyo para que uno de los Pasos más importantes de la imaginaría leonesa como es su imagen titular "Nuestro Padre Jesús Nazareno", obra del maestro D. Luis Salvador Carmona (siglo XVII), desfile por las calles de nuestra ciudad, acompañando a nuestra imagen de La Soledad.

      Con motivo de tan magno acontecimiento, hemos preparado junto con la Parroquia de Jesús Divino Obrero, la celebración de un Solemnísimo Triduo a las dos imágenes.

 

 

Junta General Ordinaria

      Por orden del Abad-Presidente, se te convoca a la Junta General Ordinaria que se celebrará en el Salón de Actos del Colegio Virgen Blanca (la Filial), n.º7 de la C/San Juan (El Ejido) a las 11,30 de la mañana en primera convocatoria y a las 12 en segunda del dia 17 de Marzo con el siguiente:

ORDEN DEL DÍA

1. ° Preces

2. ° Lectura y aprobación si procede, del acta de la Junta General Ordinaria anterior.

3. ° Lectura y aprobación, si procede, del estado de cuentas y situación económica al 31 de diciembre de 2001.

4. ° Informe de las actividades realizadas por la Hermandad en memoria resumen a cargo del Abad-Presidente.

5. ° Elección de Abad-Presidente.

6. ° Propuestas y sugerencias sobre las procesiones de la Semana Santa. .

7. ° Acuerdo de Domiciliación Bancaria.

8. ° Ruegos y preguntas.

9. ° Oración por los hermanos fallecidos.

León, de Marzo de 2002

V° B° El Abad-Presidente                                                                           El Secretario

 

 

Nuestra Soledad

      SOLEDAD: Dícese del estado de una persona que se encuentra sin compañía.

      Este sería el significado que cualquier persona daría a la palabra soledad. Sentimiento que Víctor de los Ríos supo reflejar muy bien en nuestro paso. Un paso en el que hay tres figuras, como todos sabemos, pero que a cada persona que le mira le es ineludible ver, incluso sentir, la soledad que refleja el rostro de nuestra Virgen. Una soledad causada por la traumática muerte de su Hijo, una Soledad que es consciente de que la acompañará todos los días de su vida. Ni la compañía de todos los discípulos de Jesús logra mitigar, pero que milagrosamente es atenuada por la magnífica Resurrección de su Hijo.
      Pero cuando hablan de soledad, para nosotros, los Hermanos de Jesús Divino Obrero, nos es inevitable no pensar en Nuestra Soledad.
Soledad con mayúsculas, que no significa que estemos más solos que nadie, sino más bien todo lo contrario, que estarnos más acompañados que el resto, porque nosotros en cualquier lugar en el que nos encontremos, en el más seco de los desiertos, en el más helado de los polos, en la más vacía de las selvas o incluso en la más poblada de las ciudades, estamos acompañados de Nuestra Soledad, de esa Madre que nos cuida y protege, que nos perdona, que nos acompaña allá donde vayamos, que nos ama pese a los muchos defectos que todos tenemos y que todos llevamos en el corazón.

      Dicen que cuando crees que ya no tienes nada, siempre tienes los recuerdos y el corazón, precisamente es ahí donde la llevamos, en ese lugar de donde nadie nos la puede quitar.

Marisa Alonso

 

 

 

 

 

Soledad

Que triste estás Soledad!
has perdido a tu Hijo,
lo clavaron en la Cruz
después de haberlo vendido,
por treinta amargas monedas
el que creía su amigo.

Tu corazón está roto,
aquel al que más querías
murió redimiendo al mundo
en la Cruz de la Agonía.
¡Que dolor para una madre
perder al ser que dio vida!

Está entrada ya la noche
cuando a hombros de braceros
recorres calles y plazas
mostrando al mundo tu duelo
en este Sábado Santo
impregnado de silencio.

Te acompaña Soledad
en tu hondo sufrimiento,
la Hermandad, que son tus hijos
de Jesús Divino Obrero
para intentar consolarte
en este amargo momento.

(Hermana M.ª Luz Rubio Pérez)

Resurrección

En la plaza enmudecida,
con la Pulchra por testigo
una voz va desgranando
el sufrimiento de Cristo.

De repente todo cambia
en el ambiente dormido
cuando la voz lanza al aire
en el Domingo festivo.
¡Cristo ha resucitado!
alegrémonos, amigos.

Los sentimientos ahogados
hasta el momento preciso
saltan al aire con júbilo
y se abrazan los amigos.

¡Alegría, regocijo!
la resurrección de Cristo
ha cambiado el luto amargo
por un ambiente distinto,
celebrando el Encuentro
entre la Madre y el Hijo.

(Hermana M. 4 Luz Rubio Pérez)

 

 

Memorias de Viernes Santo

      El paso era lento, cadencioso. Parecía que todo se había parado, pero no era así. La fila donde me encontraba seguía moviéndose. Sin embargo el movimiento era tan imperceptible que desde la distancia se diría que el avance se producía con el movimiento natural de la tierra.

      Dábamos unos pasos y nos deteníamos, volvíamos a caminar y nos parábamos. Pero toda esta lentitud, toda esta cadenciosidad no era el fruto de un pensamiento premeditado, de un no poder seguir adelante.

       Era producto de la fe.
      Los niños más pequeños íbamos al principio de esta fila, o mejor de las dos columnas en las que se nos había dividido para que la procesión tuviera el tono y formación deseado.

       Al principio los niños y niñas separados por un pequeño espacio entre las filas, después, las mujeres nos seguían con la mirada anhelante, húmeda, sentida de la vivencia del momento. Al final los hombres.

       También en esto se ponían al final, como si quisieran proteger con su presencia de algún posible contratiempo que se produjera en el camino.

       Yo siempre había visto a los hombres colocados al final de la Iglesia, en el Coro. También siempre las mujeres se colocaban delante en los reclinatorios. ¿Es que la mujer dese estar más cerca de Dios? ¿O los hombres temen su presencia por si les reprocha su falta de interés en las cosas divinas? No lo se, pero en las filas se producía la misma situación.

       Yo, como mis amigos, observábamos lo que ocurría, con los ojos espectantes y deseando que todo acabara.
Mirábamos hacia arriba, porque subiamos una pendiente que casi desde la puerta de la Iglesia ascendía hasta llegar a una pequeña meseta desde donde se divisaba todo el pueblo, y si elevabas la mirada la tierra se confundía con el cielo en el horizonte. En esta meseta estaba colocada una gran cruz de madera que se había puesto con mucho boato, al final de unos ejercicios espirituales.

       El lugar se asemejaba a aquel donde crucificaron a Jesús y que habíamos visto dibujado en la enciclopedia. Podria decirse que este monte al que nos dirigíamos era otro gólgota, puesto allí para que nosotros reflexionáramos sobre la muerte de Cristo. La procesión iba lentamente, y desde los primeros puestos, al mirar detrás de nosotros, se veian cabezas negras por el velo de las mujeres y cabezas blancas de los hombres sin boina.
       Y más a lo lejos el campanario de la Iglesia y el pueblo desierto, sin vida.

       Toda la vida estaba ascendiendo la cuesta que nos llevaba a la cruz. Todo el alma del pueblo estaba puesta en el deseo supremo de pedir por nuestras culpas. Cada pocos pasos la parada que se efectuaba era para pedir al Dios de la Cruz que nos perdonara, que nos diera buena muerte, por su santisima muerte.

       Y los niños sólo pensábamos en cuando terminará todo esto para poder ir a nuestros juegos.

       Pero la procesión continuaba. Mirabas hacia delante y parecía que la Cruz estaba a la misma distancia que hacia mucho tiempo. Mirabas hacia atrás y seguías viendo negro y blanco y el campanario, sin que se hubiera distanciado nada.

       Y seguían los rezos, y seguían desgranándose las estaciones de aquel Via Crucis sin fin.

       Cuando parecía que este sería eterno, como el bien que pedíamos insistentemente para nuestras almas, estábamos alrededor de la cruz, de aquella inmensa cruz, que mirando desde nuestra altura de niños, nuestras cabezas casi tocaban la espalda para poder fijar nuestros ojos en los brazos de madera que cruzaban el madero vertical y poder al fin leer el letrero que estaba encima, aquella inscripción que siempre nos dejaba espectantes y con una cierta interrogación en nuestra mirada. Aquella palabra que cuando la mirabas era difícil apartar los ojos de ella, y que se quedaba grabada en la pupila. ¡INRI!

       Te había dicho el Sr. cura lo que significaba y no entendías que siendo esto cierto, la persona del rey de los judíos hubiera sido la que fue puesta en aquella cruz.

       Estaba en este pensamiento cuando alguien dijo, podéis iros, pero bajar despacio no os vayáis a caer.

       Y aquel Viernes Santo, lleno de tristeza y amargura que se iniciara sobre las tres de la tarde, cuando lentamente ascendiendo hasta aquel calvario, rememorando el camino que llevó Jesús hasta el Gólgota, rezando con todo recogimiento las estaciones de aquel trayecto doloroso, de pronto se había transformado en un dia feliz para los más pequeños. Por fin podríamos deslizarnos con nuestras imatracas!, subidos en ellas como si de trineos se tratara, por aquella ladera que habíamos ascendiendo sobrecogido, llenos de todo el sentimiento del que estaba imbuido el pueblo en aquellos días de la Semana Santa de mi infancia.

 

 

Itinerarios

PROCESIÓN DE HERMANDAD
Día 23 de Marzo, Sábado
Organizada por la Hermandad de Jesús Divino Obrero, junto con la Cofradía Nuestro Padre Jesús Nazareno de La Bañeza, se celebrará la Procesión de Hermandad con salida de la Iglesia de Jesús Divino Obrero, a las 18 horas y con el siguiente
ITINERARIO: Víctor de los Ríos, San Pablo, Daloz y Velarde, Puerta Sol, Plaza Mayor, Maria no D. Berreuta, Plaza de Regla (Homilía y Canto Salve), Puerta Obispo, José María Fernández, Obispo Almarcha, Víctor de los Ríos a Iglesia de salida.

PROCESIÓN DE LA SOLEDAD
Día 30 de Marzo, Sábado Santo
Sale de la Iglesia parroquial de Jesús Divino Obrero, a las 19 horas, con el siguiente
ITINERARIO: Víctor de los Ríos, Obispo Almarcha, José María Fernández, San Pedro, Plaza de la Catedral, Ancha, Cid, Plaza de San lsidoro, Ramón y Cajal, Plaza de Santo Domin go (con vuelta), Ancha, Varillas, Platerías, Plegarias, Plaza Mayor, Puerta Sol, Daoiz y Velar de, Batalla de Clavijo, Víctor de los Ríos a Iglesia de Jesús Divino Obrero.

PROCESIÓN DE EL ENCUENTRO
Día 31 de Marzo, Domingo de Pascua
Sale de la Iglesia Parroquial de Jesús Divino Obrero a las 9,00 horas.

PASO DE LA SOLEDAD Y SAN JUAN EVANGELISTA
ITINERARIO:
Víctor de los Ríos, Obispo Almarcha, José María Fernández, San Pedro a Plaza de Regla (S.I.Catedral).

PASO DE LA RESURRECCIÓN
ITINERARIO: Víctor de los Ríos, Obispo Almarcha, Daoiz y Velarde, Puerta Sol, Plaza Mayor, Plegarias, Varillas, Ancha, Sierra Pambley a Plaza de Regla (S.I.Catedral).

EL ENCUENTRO (Declarado de Interés Turístico Local)
A las 10, 15 de la mañana en la Plaza de la Catedral.
A continuación Santa Misa de Pontifical en la S.I. Catedral.

PROCESIÓN CONJUNTA
A las 12,30 aproximadamente con el siguiente
ITINERARIO: Plaza de la Catedral, Ancha, Cid, Plaza de San Isidoro (Rezo de la Salve), bajada a Ramón y Cajal, Ramón y Cajal, Plaza de Santo Domingo (con vuelta), Ancha, Varillas, Platerías, Plegarias, Plaza Mayor, Puerta Sol, Daoiz y Velarde, Obispo Almarcha, Víctor de los Ríos a Iglesia de Jesús Divino Obrero.

icoturle.gif (2002 bytes) Pinchar aquí para consultar sobre el plano de León los itinerarios anteriores

 

 

Historia de la Hermandad

      Continuando con la idea de tratar de revivir nuestra Hermandad desde sus principios, este año os mostramos una serie de fotografías de nuestra banda en sus comienzos.
Nuestra Banda 1959
      Finalizada la Semana Santa de 1958, la Junta Directiva de Nuestra Hermandad, decide la creación de la Banda de Cornetas y Tambores bajo la dirección de los hermanos Dámaso Blanco González y Eduardo Amor Porras.

      Se comenzaron los ensayos de los primeros componentes de la banda (1 3 cornetas y 7 tarnbores) a principios delotoño en los locales del viejo hospicio del Jardín de San Francisco.

      Los domingos cogíamos los instrumentos y nos dirigíamos al viejo y recién derribado campo de fútbol de¡ Egido para ensayar y desfilar por las primeras calles del barrio de Jesús Divino Obrero.

       Se realizó nuestro bautismo en la presentación del paso de "La Resurrección" en 1959 en el viejo Insti- tuto Padre Isla (de la calle Rarnón y Cajal), exposición a la que asistieron autoridades locales y cuya bendición fue efectuada por el entonces Obispo de León, D. Luis Almarcha.

       En la Semana Santa de 1959 nuestra Banda participó en la Procesión del Pregón, Santa Cena, Entierro y por descontado en la nuestra de "La Soledad".

       Nuestra Banda, aparte de ser la primera que pertenecia a una cofradía, fue la primera que para los actos mayores de la Semana Santa desfilaba con un uniforme blanco.

       A lo largo de los años la Banda aumentó sus componentes incorporando las gaitas y nuevos uniformes, participando en diferentes procesiones que se celebraban en la provincia (La Bañeza, Astorga, Mansilla de las Mulas, etc ... )

      Con esta pequeña historia quiero dar las gracias y pido compresión para los ensayos de todos estos chicos y chicas que voluntariamente y sin otro interés que dar esplendor a nuestra hermandad y la Semana Santa de León, prestan su colaboración.
      Un fuerte abrazo para todos.

Santiago Sánchez (Herrnano fundador de la Banda)

1961
1961
1961

 

 

Junta Directiva-Braceros
¿La culpa de qui
én?: Busquemos soluciones

      En los últimos años se han venido planteando algunás divergencias entre las pretensiones de la Junta Directiva y los Braceros.

      En primer lugar debemos de romper una lanza a favor de la Junta Directiva, pues los Braceros solamen- te acudimos a las reuniones algo más de la tercera parte contando titulares y suplentes que, junto con otro pequeño grupo que acata las decisiones aunque no par- ticipe, podríamos decir que se alcanza el 50% ¿Qué pasa con el otro 50%?

      En cada paso pujado a hombros hay inscritos casi tantos suptentes como titulares, sin embargo, a la hora de procesionar suelen faltar Braceros o, como mucho, podemos observar a 3 ó 4 suplentes en uno de los Pasos, detrás del otro, ninguno.

      Por otra parte, en reiteradas ocasiones en que se ha solicitado colaboración, siempre ha fallado alguna de las partes, como en los casos que expongo a continuación, a modo de ejemplo:

  • Los Braceros criticamos la escasez de flores que llevan los Pasos. La Junta Directiva "llora como es su misión, necesidad y costumbre", y los Braceros realizamos algunas aportaciones económicas, no demasiado cuantiosas, para que se pongan más flores. Resultado: los Pasos continuaron con la misma escasez de flores (para algunos más escasas).
  • En Junta General de Braceros se acordó una cuota extraordinaria anual de 2.000 pesetas para manteni- miento y mejoras de los Pasos, sin que la Junta Directiva pasara al cobro los correspondientes recibos ¿Le sobra el dinero? No lo creo y me consta que no. Por otra parte, ¿Qué hubiera sucedido si se llegan a pasar los recibos? ¿Habríamos pagado todos? o quizás ¿Hubiera servido para limpiar ese porcentaje de desaparecidos?
  • Un hermano Bracero propone hacer una pequeña aportación mensual para, al menos uná vez al año, reunirnos todos amigablemente a compartir mesa y mantel sin las tensiones que acarrean los desfiles procesionales, y el sobrante del dinero recaudado dejarlo como donativo para la Hermandad. La propuesta es apoyada por varios Braceros sin que llegue a cuajar por no haber mayoría.
  • La Junta Directiva, ante varias sugerencias recibidas por los Braceros y por otros Hermanos, encarga la confección de un manto blanco nuevo para La Soledad y solicita de todos los Hermanos, y en especial de los Braceros, donativos para ayudar a sufragar el gasto que ocasiona el citado manto. Resultado: los donativos no alcanzan ni el 10% del importe de la inversión ¿Dónde estaban los benefactores de la propuesta anterior?
  • Los Braceros solicitamos, en reiteradas ocasiones, nuevas almohadillas que lleven bordado nuestro emblema. La Junta Directiva, como siempre, alega no tener recursos económicos para afrontar el gasto y los Braceros acordarnos que cada uno se pague la suya, aunque quedarían en propiedad del patrimonio de la Hermandad. Se establece un período de pago, al final del cual solarnente un 50%, aproxirnadarnente, de los Braceros habían efectuado el ingreso correspondiente ¿Continúan en paradero desconocido el otro 50% de Braceros a los que aludía al principio
      Como puede observarse, son varios los problemas que han surgido entre Junta Directiva y Braceros, aunque la culpa pudiera repartirse por partes iguales entre ambos, lo que lleva a la conclusión de que algo o alguien está fallando ¿Quién? ¿Por qué? ¿En qué? Como para casi todo en esta vida tiene que haber soluciones razonables sin necesidad de imponer una disciplina rígida, aunque en algunos casos sea como mejor funcionan las cosas.

       Pero, estando como estamos inrnersos en pleno siglo XXI, siendq todos mayores y perteneciendo, voluntariamente, a una Hermandad de carácter religioso, no podemos seguir tirándonos los trastos a la cabeza, echándonos culpas unos a otros, o no haciendo o no colaborando en cosas o temas por el mero hecho de que "ya hubo un intento ( o varios) y no fructificaron por culpa de..."

      Seamos serios, asumarnos cada uno nuestros deberes, derechos y obligaciones, y colaboremos en sacar adelante el propósito que llevarnos años defendiendo y para el que, unos y otros de forma voluntaria y altruista, nos hemos embarcado.

      Repito, una vez más, que cada uno según su opinión, siempre respetable, puede echar culpas a quien le parezca pero, como ya he dicho, este camino no lleva a ningún destino.

       Por lo tanto ruego:
      A los Braceros: Que seamos consecuentes con lo que siempre hemos deseado: llevar sobre nuestros hombros o en carroza rodada, los símbolos (Pasos) de la Hermandad para colaborara la brillantez y esplendor de los desfiles procesionales y engrandecer nuestra Hermandad. Para ello, es necesario asistir a Todas las reuniones que seamos convocados, colaborar y cumplir TODOS los acuerdos adoptados por nosotros mismos y "arrimar el hombro" no sólo para pujar sino en todo lo que sea necesario en la medida en que cada uno pueda. No debemos de olvidar que nos hemos comprometido voluntariamente y todos aquellos que solamente figuran en lista por sacar pecho presumiendo de ser Bracero, es mejor que se busquen otro título y se den de baja como tales.

      A la Junta Directiva: Que se esfuerce en atender en lo posible las demandas de los Braceros, sin abandonar el resto de las nece- sidades de la Hermandad. Todos somos conscientes que tanto los Hcrmanos de filas, los portadores de insignias, los componentes de la Banda, etc... , son importantes y necesarios para cl realce de los desfilcs, pero los Braceros también juegan un papcl muy importante y todas sus demandas, aunque algunas sean para destacar y presumir individual o colectivamente, como se ha comentado en algunas ocasiones, el último fin siempre es realzar al máximo posible los actos que organiza la Hcrmandad y en lo que ellos participan.

      Cedamos todos un poco de nuestro cgo personal ya vcces económico, ( aunque este apartado sería bien recibido que se solicitara lo menos posible), y colaboremos en buscar soluciones, que las hay, para llevar a buen fin de todo lo que, en definitiva, ambas partes deseamos.

Un Bracero

      P.D. Cuando utilizo el término "Bracero", me refiero, lógicamente, tanto a hombres como a mujeres.

 

 

Poema Anónimo del Siglo XV-XVI

No me mueve mi Dios para quererte
el Cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido,
para dejar por eso de ofenderte.

Tu me mueves Señor, muéveme el verte
clavado en esa cruz y encarnecido,
muéveme el ver tu rostro tan berido,
muéveme tus afrentas y tu muerte.

Muévame al fin tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara
y aunque no hubiera infierno te temiera.

No me tienes que dar por que te quiera,
pues aunque lo que espero, no esperara,
lo mismo que te quiero, te quisiera.

 

 

1º de Mayo: Fiesta de la Hermandad

      Como ha sido tradición, el pasado 1º de mayo celebramos nuestra Fiesta. Iniciamos los actos de celebración celebrando una misa solemne en nuestra Sede, la Parroquia Jesús Divino Obrero, presidida por la Corporación Local, así como el resto de las Autoridades civiles y militares. También estábamos acompañados por Representantes de las demás Cofradías y Hermandades de la Semana Santa de León y La Bañeza.

       Una vez terminada la Santa Misa, nuestra Banda de Cornetas, Tambores y Gaitas, nos amenizó con unas marchas interpretadas a la puerta de la Iglesia, siendo la Banda aclamada y aplaudida por todos los asistentes.

       Hacia las tres de la tarde, cuantos hermanos así lo habían deseado nos trasladamos al Hotel Riosol de nuestra Capital a celebrar la tradicional comida de Hermandad.

       A la finalización de la misma, nuestro Abad- Presidente, hizo entrega a personas, autoridades e instituciones de unos recuerdos, agradeciendo así la colaboración que han prestado y aún hoy vienen prestando con nuestra Hermandad, ayudándonos en la medida de sus posibilidades a engrandecer en la medida de lo posible todas cuantas actividades, incluidas nuestras Procesiones en la Semana Santa, organiza nuestra Hermandad.

       Cuando esta revista esté en vuestras manos, esperamos tener ya concretado las actividades que se organizarán este próximo Primero de Mayo, que, en principio serán similares a los celebrados en los próximos años.

       La comida de Hermandad la celebraremos, Dios mediante, otra vez en el Hotel Riosol, al precio, esperamos que sea parecido, del año pasado.

      Sigue siendo el deseo de todos que, tanto a la Misa solemne de por la mañana como a la Comida de Hermandad, nos reunamos el mayor número posible de hermanos para, con nuestros familiares pasar un día de fiesta y alegría, conocernos más y mejor entre nosotros, comentar anécdotas de este y otros años pasados y, por qué no, poder hacer un poco de autocrítica que nos sirva para engrandecer aún más, si ello es posible, nuestra Hermandad y los actos que organiza.

       Las invitaciones podrán ser retiradas a partir del día 15 de abril en las oficinas de la Hermandad de 20,30 a 21,30 horas todos los días laborables y, en la propia recepción del Hotel Riosol, todos los días a cualquier hora, hasta el día 28 de abril.

OS ESPERAMOS A TODOS

 

 

Noticias

       Este año, y con el fin de realzar la Semana Santa Leonesa al igual que hacen todas las Hermandades y Cofradías de nuestra ciudad, nuestra Hermandad va a realizar una Representación Cultura¡ que tendrá lugar en el Salón de Actos de la Obra Social de Caja España, situado en la CI. Santa Nonia.

       Dichos actos constarán de una Representación Teatral, que en colaboración con el Grupo de Teatro "Arpegio" vamos a celebrar, bajo el nombre de "Retazos de Semana Santa", y junto a ellos actuará nuestra Banda de Cornetas, Tambores y Gaitas.

       Esta representación tendrá lugar, como anteriormente se ha dejado expuesto, en la obra Social Cultura de Caja España y se celebrará a las 20,15 horas del día 20 de Marzo.

       También vamos a realizar unas celebraciones religiosas que según constan en el Programa de Actos, se celebrarán en nuestra parroquia.

       A las actividades que organiza la Hermandad, es necesaria la participación de todos los hermanos/as, ya que con ello mostramos toda la esencia de lo que somos, hermanos en Jesús Divino Obrero.

       Recordamos a todos los hermanos la necesidad de comunicar los cambios de domicilio y los cambios de domiciliación bancaria, con respecto a este asunto rogamos, una vez más, que la cuota anual se domicilie por una entidad bancaria, ya que esto supone un ahorro en los costes y rapidez en los cobros.

 

 

Agradecimientos

A nuestros Consiliarios: D. Carlos Santos Vega y D. Adolfo del Río González.
Al Excmo. Ayuntamiento de León.
Al Comisario Jefe de la Comisaría de Policía de León.
A la Asamblea Provincial de la Cruz Roja Española.
A D. Luis Ángel Vidal Manceñido.
A D. Eduardo Santos González.
Al Coro Parroquial de Jesús Divino Obrero.
A la Institución Alianza de Jesús por María (Colegio Filial).
A los componentes del Grupo de Teatro "Arpegio".
A todos los anunciantes de esta revista y en general a todas aquellas personas, empresas, entidades e instituciones que de forma desinteresada colaboran con nuestra Hermandad.

 

 

Junta Directiva

Consiliarios:
D. Carlos Santos Vega
D. Adolfo del RÍo González

Abad-Presidente:
Hno. Vicente Hernández Rubio

Vice-Presidente:
Hno. Miguel Ángel Díez Pedrero

Secretario:
Hno. Manuel Ángel Fernández Díez

Tesorero:
Hno. Vicente Alonso Peláez

Vice-Secretario:
Hno. Daniel Hernández de la Fuente

Vice- Tesorera:
Hna. María Luz Rubio Pérez

Juez de Penas:
Hno. Francisco Liébana Recio

Ordenador Mayor:
Hno. Elíseo Fernández aarcía

Vocal de Braceros:
Hno. Miguel Ángel Rodríguez Blanco

Vocal de Banda:
Hno. Gabriel Adeva Martínez

Vocal de Hermanos:
Hno. Félix Fernández Valbuena

Jefe Paso Soledad:
Hno. José Luis Pinto Martínez

Jefe Paso Resurrección y Hacia el Padre:
Hno. Aquilino González Muñoz

Jefe Paso San Juan:
Hno. Luis Campano Collado

 

 

Cuadro de Honor

Camarera Mayor de la Virgen de la Soledad
Su Majestad Doña Sofía de Borbón y Grecia
Reina de España

Hermanos Mayores
D. Luis Miguélez García
Excmo. Sr. D. Juan Morano Masa
Institución Alianza de Jesús por María (Colegio La Filial)

Presidentes Honorarios
Hno. Restituto Ruano Díaz
Hno. Salvio Barrioluengo Blanco